Un nuevo logro del IPNUSAC

IPNUSAC

Las líneas editoriales de este No. 174 de nuestra Revista Análisis de la Realidad Nacional (versión digital / quincenal) están dedicadas a un hecho relevante para la vida de esta publicación y del Instituto de Análisis e Investigación de los Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (IPNUSAC): el 19 de noviembre se realizó la presentación pública de los números 27 y 28 de la versión impresa de la revista.

Correspondientes a los períodos enero-marzo (No. 27) y abril-agosto (No. 28) del corriente año 2019, ambos números de la RARN tienen como origen y denominador común el propósito de desarrollar y profundizar la reflexión sobre temas de la Agenda Estratégica 2020-2024, una propuesta desde la Universidad de San Carlos de Guatemala, publicada en mayo de este mismo año.

Los analistas del IPNUSAC estuvieron en condiciones propicias para escribir los artículos de su área de especialidad, pues cada uno de ellos coordinó las mesas convocadas por el Consejo Superior Universitario, en las cuales participaron cerca de cien profesionales los días 25 y 26 de febrero y a partir de cuyos aportes se elaboró la agenda.

Pero, además, a cada uno correspondió trabajar la síntesis que habría de incluirse en la agenda. Es decir, disponíamos de una gran cantidad de insumos disponibles, que ameritaban un trabajo más detenido, para desarrollar aquello que por necesidades editoriales hubo que comprimir para publicar la Agenda Estratégica.

No se crea, sin embargo, que en las revistas No. 27 y No. 28 se publicó aquello que en su lenguaje florido y en su tiempo el novelista nacional Marco Antonio Flores denominó “los rollos que quedaron”. Al contrario, hubo un meticuloso trabajo para rescatar e incluir aquellos asuntos que, amarrados con la agenda estratégica, no deberían dejar de decirse.

De manera que una lectura en profundidad de la agenda estratégica que la USAC propone al país es posible con los artículos de estas dos revistas. Pero con una acotación importante: mientras la revista 27 ofrece una visión más bien global, en la número 28 se abordan temas específicos de la agenda; de ahí precisamente los títulos de una y otra revista.

Así, la No. 27 se titula Los andamios de la Agenda Estratégica, porque los artículos buscan dibujar las líneas maestras, los soportes principales de la propuesta universitaria para el período 2020-2024.

Y, en cambio, la RARN No. 28 se titula Agenda Estratégica y desafíos específicos, pues aquí nos detenemos en aspectos particulares que, contra lo que podría pensarse, no son meras variaciones sobre los temas abordados en febrero durante el trabajo de las mesas de expertos, sino hay un esfuerzo de desarrollos nuevos, incluso algunos trascendiendo lo planteado ocho meses antes.

Este contenido, por otra parte, se acomoda a la más reciente evolución de nuestra revista impresa: quienes nos han seguido a lo largo de estos ocho años podrán recordar los gruesos volúmenes de cada nueva edición. Pero vivimos en tiempo de austeridad y frente a las conocidas dificultades financieras de nuestra Universidad de San Carlos, se hizo necesario reducir el número de páginas y ajustar la diagramación. Y si bien puede pensarse en que hay un sacrificio de contenidos dictado por la forma, desde el lado positivo tenemos el hecho de que esto nos llevó a (permítase el neologismo) arrevistar más la revista, esto es, que se parezca más a la idea generalizada sobre el volumen y formato de las revistas.

Ese ajuste de las dimensiones empata, además, con un esfuerzo de incorporar más producción de los analistas del IPNUSAC quienes, como ya se dijo, arrancamos el año con el esfuerzo académico de sintetizar una propuesta de agenda nacional.

Caber recordar, también, que la edición impresa de la revista evolucionó de una mera recopilación trimestral de lo publicado en la edición digital quincenal, a ediciones temáticas con abundancia de autores invitados; y ahora, en estas dos ediciones (y la tercera del año que está en preparación) nos movemos a contenidos que giran en torno a lo que debería hacerse con el cambio de autoridades en el Ejecutivo y los cambios que tendrán lugar en el Legislativo.

Lo dicho permite remarcar el carácter dinámico de nuestra revista: la impresa, que completará en breve 29 ediciones, y la digital, que este año académico cerrará con 175 números publicados.

Se dice fácil, pero en un país sin hábito de lectura, sin hábito de escritura, y sin hábito de debate académico de altura, mantenernos durante ocho años y publicar más de 200 ediciones de una revista universitaria se acerca a la frontera de una proeza, de la cual nos sentimos sanamente orgullosos, reconociendo que esto solo es posible en una institución generosa como nuestra Universidad de San Carlos de Guatemala.

 


 

 

Editorial edición 174